miércoles, 15 de mayo de 2013

Merkel... ¿Comunista?

Recientemente se ha publicado en Alemania un libro que prepasa la vida de la Canciller alemana Angela Merkel y que pone de relieve sus convicciones comunistas del pasado. Como pequeña reflexión sólo puedo concluir dos opciones. O el libro miente/se equivoca o bien (como es más probable, dado que esta polémica venía ya de atrás) le pudo el poder y cambió de signo político radicalmente en su treintena cuando fue encumbrada a la cancillería (o mientras ascendía), o simplemente cambió de opinión con los años.

Tal vez aguien de mentalidad de derechas puede pensar "¡Merkel comunista, claro! ¡Por eso es tan malosa!". A tal sujeto/a habría que aclararle el pequeño detalle de que las políticas de Merkel desde hace años son de cuño claramente derechista y neoliberal.

Podría pensarse, de una manera algo retorcida, que le queda elgo de ese comunismo dentro y que por eso predica la AUSTERIDAD frente al consumismo. Pero ese argumento hace aguas cuando vemos que los recortes que sales de su administración (y llegan a España) inciden en lo Púlico, en el Estado, idea sagrada en el marxismo. No, eso no tiene nada de izquierda, ni de política social.

Extraño cómo algunos pueden dar un giro político tan brutal. El caso de Merkel es paradigmático. Ahora, que tampoco me extraña un comportamiento bipolar tan acusado en alguien que de joven visitaba con devoción la tumba de Stalin, uno de los dictadores más nefastos del siglo pasado, y a quien también corrompió el poder. No tanto Lenin, durante cuyo mandato se permitieron la propiedad privada y la libertad de pequeña y mediana empresa (¡anda! ¿de verdad? Sí, de verdad; está en los libros).

La ex-comunista Angela Merkel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario