jueves, 15 de noviembre de 2012

Disección de la figura del zombi

No puedo sino remitiros a la maravillosa entrada que mi amigo Bartolo, autor del blog La Amalgama, ha publicado recientemente sobre la lectura metafórica de la figura del zombi en nuestra actual cultura popular:
http://jumilla-amalgama.blogspot.com.es/2012/11/zombis-vampiros-y-otros-simulacros.html
 Y es que, dolorosamente, la mencionada figura se hace hoy día más tangible y real que nunca: el zombi como símbolo de sumisión a la falsa democracia, entre otras lecturas como la que menciona Bartolo del consumismo sistemático. Muerte de la disensión, de la opinión, de la alternativa, del debate aunque sea constructivo, de la creatividad... de la Vida. El zombi además, se ve poderosamente atraído por la carne fresca, viva, por cuyas venas corre sangre caliente, para alimentarse de ella. Esta reacción social es aún más visible en España, donde "el que se mueve no sale en la foto", esto es, el que manifieste opiniones contrarias a las generalizadas en un determinado colectivo es automáticamente estigmatizado: los zombis se lo comen. Diríase por tanto que el zombi español es de peor calaña aún. Nos remite Bartolo al artículo de José Saturnino Martínez García (esto va de remitir a otras entradas, pero el viaje bien merece 5 minutos) en que éste compara el orden social en las ficciones zombi con el orden social real actual, con la única salvedad de que en las primeras no hay gobierno y la labor policial debe ser realizada por los pocos supervivientes, armas en mano. Aquí difiero (no sé si como Bartolo), pues en mi opinión el orden policial entraría claramente DENTRO del colectivo zombificado. Los pocos supervivientes representan el tesoro que hay que guardar: el factor humano-humanístico. Son la gente que tiene sus propios criterios y que, además, RESPETA sin impertinencia ni inquina los de los demás, en lugar de comerse sus vísceras . De los vampiros ni empezamos a hablar. Y es que toda figura de la cultura popular tiene sus redundancias psicológicas y su traducción racional... Se llama Mitología. El señor Joseph Campbell, archi-imitadísimo en Hollywood, dedicó su vida a identificar estos arquetipos mitológicos que genera el subconsciente humano. Leerlo es una delicia, ya sea El héroe de las mil caras o Las máscaras de Dios. Y los zombis, como los hombres lobo, los vampiros, los dragones, o los señores con trajes de colores ajustados que creen ir salvando al Mundo... no dejan de ser la Mitología que está generando nuestra sociedad actual. Una Mitología, hay que decir, de señas bastante militaristas, oscuras y decadentes. A ver si cambia de signo más pronto que tarde.

A ver si resulta que hay cura para el virus zombi. A ver si los tipos que vuelan se sacan el graduado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario